Un encuentro con Francisco que hoy revive

Publicada el 04 de Noviembre del 2020

Han pasado 6 años de nuestra épica jornada en la Audiencia papal en la Plaza San Pedro, el 8 de octubre de 2014. Si busco entre mis álbumes de fotos, tengo muchas que me recuerdan ese día inolvidable, pero no las necesito mirar para rememorar. Tengo grabada en mi memoria y puedo todavía describir cada minuto de esa mañana y de la noche anterior en que preparamos los carteles que levantamos en la Plaza. 

Estos días hemos sido testigxs de una noticia inédita y aquella Audiencia que rememoro y nuestros carteles, realzan su importancia por los dichos pronunciados por el Papa, en relación con las uniones civiles de las parejas homosexuales. 

Como delegación Padis+, tuve el regalo de estar ahí en representación del Grupo de Padres, junto a Ismael, Pedro Labrín sj (Poroncho) y nuestros carteles en español, inglés e italiano, que fueron requisados al ingresar por la seguridad vaticana y que luego de mucho rato de revisiones y de diálogo para que comprendieran que no se trataba de una “funa” al Papa, nos fueron devueltos. Así pudimos pasar el control de acceso.

Nos costó mucho llegar a Roma, pero lo logramos con la ayuda y generosidad de muchxs. Además, en ese contexto surgió nuestra comida anual, "A Fuego Lento" con la que reunimos fondos.

Nada fue fácil, como siempre lo ha sido y es para la Pastoral de la Diversidad Sexual, y como históricamente lo ha sido y sigue siendo para la comunidad LGBT+, sus familias y quiénes acogieron Padis+ desde el inicio. 

Queríamos que el Papa supiera que, desde esta remota tierra en Chile, existía desde hacía 4 años, desde el 2010, una Pastoral de la Diversidad Sexual que había escuchado el clamor de hombres y mujeres de la diversidad sexual, que los acogía en el seno de la Iglesia católica gracias a las Comunidades de Vida Cristiana, CVX.

Aquel día en la Plaza San Pedro, grité a Francisco sin miedo ni vergüenza, me paré sobre la silla mostrando nuestros carteles y mis brazos se agotaron. Lo hice con orgullo, llevaba a tantxs en mi corazón, empezando por mi hijo Tomás. El Papa me escuchó y nos vio, así como lo hicieron cientos de personas reunidas en la Plaza San Pedro esa mañana como es habitual en sus audiencias. Gracias a Mónica Jiménez (QEPD), embajadora de Chile en ese momento en el Vaticano, tuvimos ubicaciones privilegiadas y permanecimos a escasos metros del Papa, mientras Poroncho estuvo en primera línea. 

La noticia que recorrió el mundo estos días mostró al papa Francisco una vez más haciéndonos un guiño de gran valor. Porque, me guste o no, para mucha gente es muy importante lo que diga el Papa. Muchos hombres y mujeres de la diversidad sexual y sus familias se han sentido abrazadxs con su gesto. Él ha visibilizado a la comunidad LGBT+ y vemos con esperanza lo que está por venir. 

Hoy nos alegramos como Padis+, porque una nueva ventana se abrió iluminando el camino y agradecemos por ello. Seguiremos esperando y confiando cautelosxs, porque falta todavía en este largo camino, para celebrar todxs juntxs, la gran Fiesta que le regalará a nuestros hijas e hijos de la diversidad sexual, su reconocimiento pleno, como hijas e hijos amados de Dios.

Carmen Luz Güemes Álvarez

Grupo Padres Padis+