La tarea de la Padis+ a la luz de "Christus Vivit"

Publicada el 30 de Julio del 2020

Como Pastoral de la Diversidad Sexual, Padis+, nos definimos como un espacio comunitario que busca el encuentro personal con Jesucristo «en la construcción de un Reino inclusivo, acogedor, fraterno y diverso» desde el mundo LGBT+. Este fin no busca ser otra cosa más que un testimonio vivo de fe y de servicio en la Iglesia. 

Entendemos nuestro rol, entonces, como el de fieles laicos y laicas que buscamos un compromiso con la Iglesia, dando a conocer el mensaje de amor de Jesucristo desde nuestra realidad particular. Por esto es que nuestro compromiso no es ajeno al de la Iglesia Universal; al contrario, como Pastoral queremos ser capaces de enriquecer la diversidad que compone este Cuerpo de Cristo y contribuir a una Iglesia viva y atenta a los signos de los tiempos. 

La Exhortación Apostólica Christus Vivit del Papa Francisco contiene un fuerte mensaje de apertura cuando sostiene que la Iglesia debe abrirse a «la escucha disponible y atenta» (CV, 65), de manera que le permita empatizar con las reivindicaciones sociales de la sociedad contemporánea. 

Junto con ello, el Papa declara sobre la pastoral como un «caminar juntos», en donde la participación de cada una y cada uno responde a una actitud de corresponsabilidad porque entendemos la comunidad como un conjunto de personas que contribuyen a la construcción de «una Iglesia participativa, capaz de valorizar la riqueza de la diversidad que la compone» (CV, 206).

Es aquí donde surgen las preguntas: ¿Cuál es nuestro rol como Padis+ integrada por laicas y laicos católicos en la Iglesia de hoy? ¿Cuál es la impronta que nos distingue de otras comunidades pastorales?

Sin duda, nuestras respuestas nos definen como una pastoral que comparte la tarea de ser misioneras y misioneros de Cristo, recibiendo el llamado a ser “sal de la tierra y luz del mundo” (Mt 5, 13ss). 

Desde nuestra respuesta buscamos contribuir al carisma evangelizador, siendo además un referente para la comunidad católica LGBT+, garantes de un espacio integrador y de encuentro con Jesucristo desde nuestra realidad de la diversidad sexual, en un tiempo en que la Iglesia busca abrirse al mundo valorando la pluralidad de sus fieles.

Image title


No obstante esta claridad en nuestra reflexión, la Padis+ aún tiene camino por recorrer en la tarea de visibilizar la realidad de la diversidad sexual en la Iglesia, así como una participación pastoral más activa desde la comunión con la Iglesia Universal en sus festividades y acontecimientos importantes.

Esta visibilidad obliga a un discernimiento constante dentro de nuestra pastoral. Ello no solo significa reflexionar sobre nuestras prácticas, sino, además, implica una futura acción al respecto. Es decir, nos abrimos a la posibilidad de generar ideas o proyectos que puedan nutrir a la Padis+, desde el sentirse parte de la Iglesia y del valor que tenemos como comunidad LGBT+ que reconoce a Dios como su Pastor y Salvador. 

Ser conscientes de esto nos permitirá llevar su rostro a quienes sienten que no tienen un espacio comunitario y se han quedado solo con el mensaje de la condena y el rechazo. 

Hoy vivimos en un mundo en el que la Iglesia busca abrirse al diálogo desde el Amor que nos une y que nos hace llamar a Dios “Padre y Madre”.   

Nicolás Cortés

Padis+ Comunicaciones